miércoles, 28 de julio de 2010

Alguna razón habrá

Ya os aviso desde el principio: esta entrada está lejos de ser una reflexión o información valiosa para los traductores.
Esto no es más que una pataleta de una aficionada a los videojuegos. Mi intención de que algún entendido me lea y me conteste a unas dudas que me corroen desde hace tiempo. Espero tener suerte.

Os cuento: me considero una aficionada a la saga Tales of, aunque reconozco que hasta hace poco sólo había podido jugar a uno de ellos (al que traduje con Tales Translations).

En agosto de 2008 salió una nueva entrega para Xbox360 en Japón y Estados Unidos, llamada Tales of Vesperia. Un añazo después, llegó a Europa. Todos los aficionados se echaron las manos a la cabeza al ver que estaba en inglés, aún después de que hubieran prometido que esta entrega (la décima) estaría traducida al castellano... Aunque, bueno, esto ya es harina de otro costal.

Maldita sea mi suerte: no pude jugarlo porque no tengo Xbox360. Bueno, en su día elegí y me quedé con la PS3, ¿qué le voy a hacer? Pues nada, aguantarse.

Notición: ¡van a sacar Tales of Vesperia para PS3! Y así fue, lo sacaron en septiembre de 2009... en Japón... obviamente en japonés.

Pues bien, estamos en julio de 2010 y, por lo que parece, esa versión de PS3 no va a salir nunca de Japón. Ahora, vienen mis preguntas para aquellos que se topen con mi humilde blog:

1) Si hay juegos que se estrenan de forma simultanea en todo el mundo... ¿cómo tardó un año en llegar la versión de Xbox360 de Estados Unidos a Europa? ¡Que no lo tuvieron ni que traducir! ¡Que llegó en inglés, que estaba todo hecho!

2) Si la empresa se molesta en hacer una versión de PS3... ¿qué sentido tiene dejarla solo en Japón? ¡Si la versión de 360 ya está en inglés, está traducida, doblada!... Si sólo tenéis que meter lo que ya está hecho en un Blu-Ray y mandarlo a las tiendas, ¿no?

Vale, imagino que no será tan fácil, pero no creo que sea algo tan sumamente complicado y caro cuando el mismo juego ya existe para ambas consolas, ¿no?

En fin, ahí lo dejo, por si alguien se molesta en contestarme. Necesitaba preguntarlo: me encantaría poder llegar a entender qué les pasa por la cabeza a las personas que deciden este tipo de cosas...