jueves, 14 de octubre de 2010

¿Qué carrera elijo?

Quiero escribir esta entrada para todos aquellos que estén estudiando ahora ESO o Bachillerato y que aún no hayan elegido qué quieren estudiar en el futuro. He dividido la entrada en dos partes, una para los que no quieren estudiar, y otra para los que sí quieren, pero aún no saben qué. Espero que estos consejos o reflexiones os ayuden.

NO ME GUSTA ESTUDIAR, QUIERO TRABAJAR
De entrada, te diría que es una mala idea. Me atrevería a decir que a NADIE le gusta estudiar, y que la diferencia está en la fuerza de voluntad de cada uno. Antes de dejar los estudios, piensa en lo que puede acarrear esta decisión en el futuro: no tendrás especialización, no destacarás en ningún campo.
Puede que tengas suerte y encuentres trabajo como camarero, en una obra (bueno, hoy en día eso es complicado...), en una tienda... Pero, ¿es eso lo que quieres hacer el resto de tu vida? Los trabajos no especializados suelen ser los más sacrificados y los peor pagados... porque hay mucha gente que los puede hacer. Y, al haber tanta gente, también suelen ser los más inestables y donde la temporalidad es más alta.
Seguramente piensas que, bueno, tienes 16 ó 18 años, que con lo que te paguen ya te da para tus gastos, y que si te quedas sin empleo, podrás trabajar de cualquier otra cosa. ¿Y cuando tengas 30, 40 ó 50? ¿Y cuando quieras comprarte tu pisito, crear tu familia? ¿Tu sueldo dará para tanto? ¿Y si tu trabajo te exige jornadas de 12 horas, o nocturnidad, o de lunes a domingo? ¿Podrás disfrutar de tu familia y de tu piso?
Estoy segura de que habrá gente que ha dejado los estudios y ha triunfado en la vida, personas que ganan buen sueldo y trabajan "poco"... Pero también estoy segura de que no son la mayoría.

QUIERO SEGUIR ESTUDIANDO, PERO NO SÉ QUÉ
Para mucha gente, decidir qué quiere estudiar es complicado. Creo que hay ciertos métodos que te pueden ayudar a elegir el buen camino.

Visualízate en el futuro
Imagínate dentro de 10 ó 20 años. ¿Cómo quieres verte? ¿En una oficina, delante de un ordenador y charlando con tus colegas en la máquina de café? ¿Te ves tranquilito en casa, en pijama con tu ordenador? ¿Te ves en un negocio propio, atendiendo clientes? ¿Te ves rodeado de gente, explicándoles algo?
Dentro de las muchas posibilidades que hay en el mundo laboral, imagínate la que más se adapta a tu manera de ser y a tus habilidades. Una vez tengas claro qué ámbito de trabajo te gusta más, investiga qué empleos pueden entrar en esa categoría.

Ten en cuenta tus aficiones
Al elegir tu carrera (o FP), debes tener muy en cuenta lo que te gusta. Obviamente, tampoco  puedes dejar de lado las salidas profesionales que tenga, pero yo personalmente lo veo como algo secundario. Una vez acabes los estudios, puede que no encuentres de lo tuyo, pero siempre tendrás la oportunidad de mejorar y alcanzar ese objetivo. Así que, ¿qué te gusta? ¿Te gustan la naturaleza y los animales? Ahí tienes Biología y Veterinaria. ¿Te interesan los idiomas y las demás culturas? Ahí tienes Traducción o Filología. ¿Te gustan los videojuegos? Ya existe la carrera de Informática e Ingeniería del Videojuego. Y así podríamos seguir hasta el infinito. No puedo estar segura, pero diría que casi todas las aficiones pueden tener alguna que otra salida profesional, más o menos clara, más o menos relacionada, y su formación correspondiente.

Ten en cuenta tus habilidades y tus puntos flacos
Esto es importantísimo. Si las matemáticas se te dan mal, no te metas a estudiar algo relacionado con números. Si los idiomas se te dan mal, no te metas en algo donde te exijan un nivel muy alto de idiomas. Cuando vayas a elegir tu carrera (o FP), mírate bien las asignaturas, porque puedes llevarte una sorpresa. Yo, por ejemplo, en su día me planteé estudiar Psicología como segunda opción si no entraba en Traducción, pero me enteré que la estadística tiene un peso bastante importante en esa carrera. ¿Cómo me iba a meter yo en una carrera con estadística, si ya cuando me enseñaron a dividir con dos números me perdía? Quizás, con mucho esfuerzo, puedes llegar a sacarte las asignaturas que se te dan peor, pero eso es un sufrimiento extra que, si uno puede, debería evitar.

Decide por ti mismo
No dejes que nadie decida por ti. Tus estudios seguramente marcarán lo que serás en el futuro, y tu futuro lo vivirás tú, no otra persona. Déjate llevar por tus ilusiones y por tu crecimiento personal. No es malo que padres o amigos te aconsejen, pero no dejes que te coaccionen ni que dirijan tu vida.
Por ejemplo, cuando le dije a mi padre que quería estudiar Traducción, me dijo estas palabras, que no olvidaré jamás: "Buah, te vas a morir de hambre. Deberías estudiar algo de construcción, como tu hermano". Me desanimó, pero no me rendí, porque lo tenía clarísimo mi camino. Consiguió llevar a mi hermano por el camino de la construcción porque él no sabía qué quería hacer. Mirad la situación actual: ¿dónde hay más paro? En la construcción. Mi padre me lo dijo con toda la buena intención del mundo, porque pensaba que eso me daría trabajo en el futuro.
Otra cosa con la que hay que tener cuidado es con los amigos: no vayas a estudiar algo sólo porque tus amigos también vayan allí. Parece una obviedad, pero conozco a gente muy cercana a la que le ha pasado esto, y no con buen resultado, precisamente.

No sé si me he dejado algo importante por comentar. Solo quisiera resaltar un último punto: es una decisión muy importante. Medítala bien, date tiempo, infórmate... una vez hecho eso, decide. A pesar de todo, te recomendaría que te decidas lo antes posible y que estuvieras atento a las notas de corte y cosas así. Creo que si sabes la nota de corte, te esfuerzas más en bachillerato para sacar mejores notas y no ir tan ahogado en la selectividad.

Espero que todo este tochaco que he escrito te ayude un poquito a ver cuál es tu camino. Y animo a los mayores, a todos aquellos a los que estos problemas ya les quedan lejos, a aportar su punto de vista y consejos en los comentarios.

7 comentarios:

  1. YO añadiría que, además, la gente mirase la posibilidad de estudiar una carrera fuera. Personalmente no creo que la educación universitaria sea mejor en Reino Unido, pero sí que he visto que hay cursos más especializados. Por ejemplo, tengo una amiga que ella lo único que quería hacer era ser directora de un campo de golf, porque lo ha mamado toda la vida. Pero en España no había nada de eso, solo un cursillo cutre. Miró en las universidades inglesas y en una hay una Licenciatura de "Sports Management", donde el primer año se hace todo común para los deportes y luego eliges tu especialización: golf, fútbol, baloncesto, rugby... Y todo pues para ser director de un club de fútbol, de un club de rugby...
    También he visto montones de especializaciones en Audiovisuales que, en España, solo se consiguen en universidades privadas.

    O por ejemplo, he conocido ya a un par de personas que han hecho Estudios Asiáticos y han aprendido japonés en la universidad como carrera. En España solo tenemos la Autónoma que te enseña Traducción... vamos, está más limitado.
    No digo que no encontréis lo que queréis en España, simplemente que bueno, si no te convence nada, siempre puedes echar un ojo a otros países y bueno, matas dos pájaros de un tiro: perfeccionas un idioma y te sacas una carrera (y un consejo, vivir fuera de casa es lo mejor!! Te ayuda a madurar mucho como persona, te lo digo yo ;))

    ResponderEliminar
  2. Otra buena idea es echarle un vistazo a los estudios realizados por Cámaras de Comercio y otros organismos sobre yacimientos de empleo. E informarse previamente sobre los estudios que elijan. Porque todos tenemos altas expectativas antes de entrar en determinados estudios y luego la realidad se nos echa encima...

    Si yo hubiese sabido lo que me iba a encontrar en el mercado de TeI, habría estudiado primero Derecho, luego TeI y lo habría complementado con un Máster en Comercio Exterior o Marketing y Comunicación.

    ResponderEliminar
  3. Yo me acuerdo que el orientador de mi instituto no sabía que existía T e I y me decía que estudiara Filología, que era lo mismo ;-). Por suerte, conocí un par de personas que estaban estudiando la carrera y me animaron bastante. Aparte de esto, aunque decidir qué carrera estudiar es importante, tampoco pasa nada si empiezas a estudiar algo, ves que no te gusta y te cambias. A veces hasta que no pruebas algo no sabes de qué va el tema. Es cierto que es recomendable saber qué te gustaría hacer el resto de tu vida antes de que la nota de selectividad te condene a una carrera que no te gusta, pero también hay que tener cierta flexibilidad y no cerrarse nunca puertas. Total, nunca es tarde para seguir formándose :)

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con Judith: es importante elegir una carrera que te guste, pero también es importante ser flexible, saber adaptarse a los cambios del mercado laboral y a las nuevas demandas y salidas profesionales e ir reciclándose para no quedarse obsoleto y estancado. Una carrera universitaria es un buen punto de partida, pero no tiene por qué determinar lo que harás el resto de tu vida. Al fin y al cabo, los gustos y las aspiraciones personales y profesionales cambian con el tiempo, y la vida te puede llevar por derroteros que ni siquiera imaginabas. ¡El éxito es de los que saben evolucionar y adaptarse! Y de los valientes, claro. :-)

    Saludos y muy buen finde,
    Isabel

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias a todas por los comentarios! :D

    Y muy buenas las aportaciones. ¡Seguro que estos comentarios ayudan a más de uno!

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana:

    Muy buena entrada. Si mejorara un poco la orientación a nivel de instituto, más de uno se pensaría hacer una FP en lugar de ir a la universidad o seleccionaría una carrera distinta.

    Sí me gustaría añadir algo a la lista de cuestiones que has mencionado. Creo que ahora mismo en España la gente accede demasiado pronto a la universidad. Es decir, se tira estudiando diez, doce años y cuando acaba, sigue estudiando durante otros cuatro o cinco. El resultado es que mucha gente no tiene contacto con el mundo real. Si a eso le unes que la gente es cada vez menos madura y que muchos van a la universidad porque es "lo que toca", al final terminas encontrándote a gente estudiando que igual debería estar en otro lado.

    En algunos países como Suecia o Alemania, es habitual que cuando termines el bachillerato (o equivalente) estés un año trabajando, de viaje, lo que sea menos estudiar. Es una buena forma de madurar y de ver las cosas de forma diferente. Pasado ese tiempo, hay gente que se decide a estudiar, otros que cambian de carrera, algunos se van a la FP y finalmente hay quien ve que no sirve para estudiar.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Ana!

    Yo añadiría también que es MUY IMPORTANTE informarse no sólo sobre la carrera sino sobre las salidas laborales y a qué te vas a poder dedicar al terminar... y si te ayudan a buscar toda esta información mejor (padres, hermanos, ...).

    Lo ideal: poder hablar con alguien que haya estudiado la carrera que te gusta y que ya esté trabajando...para saber DE VERDAD a que podría parecerse tu futuro.

    Dices en tu post que si te gustan los animales esta la carrera de veterinaria. Pues bien, como veterinaria NO recomendaría estudiar esta carrera a alguien que tenga devoción por los animales puesto que la carrera no es acariciar perritos y gatitos precisamente... Tristemente, las condiciones laborales son, además, muy duras y conozco a mucha gente que si volviera a tener 18 años no se volvería a meter en la carrera. No compensa.

    Por eso, a los que estáis en ese momento de elegir vuestra carrera: buscad toda la información posible. Y, bueno, no os preocupéis, siempre podréis cambiaros de carrera si no os termina de gustar (pero hacedlo cuanto antes, también conozco a gente que por no "fallarle" a su familia no se ha cambiado, y ahora trabajan o buscan trabajo, de algo que no les gusta...).

    En mi caso, me di cuenta de que no era feliz y decidí volver a estudiar: ahora estoy terminando traducción e interpretación, y más feliz que una perdiz :o)

    ResponderEliminar